Yo aplaudo…

Yo aplaudo…

Microrrelato: yo aplaudo

Yo aplaudo
Tu aplaudes
Bla bla bla..y otras morimos entre aplausos: yo, la mosca cajonera.

Estoy acostumbrada a ir de un lugar a otro, mi destino no depende de mí, está supeditado al entorno por el que me dejan desplazarme.

Me he deslizado por lugares atroces, convivido con animales indómitos… es el momento de cambiar mi destino.

Decido vagar por la gran ciudad, me acicalo, la urbe tiene un aspecto civilizado. Entro en un teatro elegante y encuentro a una especie humana muy refinada.

Me llama la atención un tipo. A primera vista me parece cordial, me poso sobre su hombro, el tipo está ensimismado, no se percata de mi presencia, incluso le susurro al oído.

De repente una brusca actitud se apodera de él y de un manotazo me transporta al otro lado del patio de butacas y me planto frente a otro individuo con aspecto sereno.

Craso error el mío, se enfurece y con su dedo pulgar y corazón me estampa contra el suelo… levanto el vuelo y acabo entre las manos de una sofisticada hembra humana, comienza a aplaudir efusivamente… yo estoy ahí, entre sus manos… dejo de oír, escucho el sonido de mi decadencia, siento mi final.

Un Saludo

Gina Murillo

Ilustración Gina Murillo

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Yo Robot humanoideLunes, lunero