Gina Murillo

Ser o Parecer

Entrada de blog

¿Practicas tu sexto sentido: la intuición?

No hay casualidades, sino causalidades. Escuchar y practicar el sexto sentido, “la intuición” es un ejercicio que ayuda a recuperar confianza, a conocer mejor la personalidad y, por consiguiente, reconocer con mayor habilidad el entorno próximo. ¿Escuchas y practicas tu intuición?

Aprender a practicar y conseguir escuchar el increíble poder de la intuición, te va a dar respuestas inequívocas. Te dejo unos cuantos ejercicios prácticos que segura te ayudan a sacar provecho de tu sexto sentido ” la intuición”

1/ Relajar la mente e iniciarse en la meditación mejora notablemente la intuición. Tomarse un tiempo para serenar la mente aporta un estado de calma y silencio interior y, además, prepara a la consciencia para recibir información.

2/ Ser consciente de los sentimientos propios: prestar atención a interior, a las señales del cuerpo, a los sentidos y sus reacciones. Ser conscientes de cómo te sientes en cada momento. Cada vez que percibimos alguna sensación en alguna parte del cuerpo, es que está intentando decirte algo: intenta saber qué es, reflexiona y escucha para captar los mensajes que están intentando transmitir esas señales.

3/ Anotar los pensamientos. Muchas veces se trata de buenas ideas, emociones; otras señales que terminamos pasando por alto. Confiar en la intuición es un punto clave para lograr su desarrollo. Es probable que muchas veces dudes de las impresiones que recibas y que intentes razonar de manera lógica, pero debes saber que la intuición y la lógica son incompatibles. Si al principio te resulta complicado, empieza poco a poco: deja que tu intuición te guie en momentos que no sean cruciales y cada vez tendrás más confianza y podrás usarla en situaciones más importantes. Piensa que cuanto más se practica, mejor se detecta y los resultados son más precisos.

4/ Jugar con la intuición es una buena práctica. Hacer juegos intuitivos es interesante. Un pequeño ejemplo: acertar cómo se sienten los demás a través de sus “expresiones y gestos” o intentar predecir que van a decir.

5/ Prestar atención a los sueños. Intentar recordarlos e interpretarlos, ya que mientras dormimos la intuición está más activa y nos puede dar información sobre nuestra situación. Trata de distinguir qué sueños sí merecen una reflexión.

6/ Creer en ti: hablar de intuición es hablar de autoconfianza y seguridad en uno mismo. Así que en momentos de debas decidir, permítete confiar en que harás bien las cosas. Deja las dudas a un lado y déjate guiar por ti mismo.

7/ Prestar atención al arte: muchas obras de arte tan solo pueden ser interpretadas a través de la intuición. Por eso al observarlas, intenta sentirlas y recuérdate que la intuición tuvo un papel importante mientras el autor las creó. No importa si son musicales, teatrales, cinematográficas o plásticas: vívelas, siéntelas e intenta comprender el significado.

Hay muchas maneras divertidas de practicar la intuición y todas nos sirven para desarrollarlas.

Einstein dijo… “La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es su fiel sirviente” “Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y ha olvidado el regalo”

¿Cuántas veces tu cerebro te regaló una idea sin que supieras bien de dónde salió?

Todo eso se lo debes a ella la intuición. No dejes que el enorme potencial que esconde la intuición te deje a medio camino de la vida que deseas.

Fragmento incluido en mi libro: ¿Esperar qué? Si todo esta en ti

Venta en Amazon.es; Amazon.com

Esperar que

Un saludo

Gina Murillo

Leave a Reply

Gina Murillo, el arte de la comunicación no verbal