Gina Murillo

Portafolio

La mentira

Cualquier ser humano sin conocimientos de la mentira y lenguaje corporal dice mucho mas con su cuerpo que con sus palabras. Cuando alguien dice la verdad, su cuerpo está relajado y no tiene problemas en mirarte de frente. Las personas que mienten, por otro lado, tienen actitudes muy características. Por un lado, no pueden encararte: instintivamente voltean su cuerpo hacia un lado. Sus movimientos suelen ser rígidos y faltos de naturalidad, y les cuesta mucho mantener contacto visual: suelen mirar hacia su derecha en busca de respuestas falsas y parpadean con una frecuencia mayor a la normal. También suelen cruzar piernas y brazos y tocarse mucho la cara, el cuello, la boca o la nariz, en un afán por “tapar” sus mentiras

Gina Murillo, el arte de la comunicación no verbal