No soy timbre, soy luz

No soy timbre, soy luz

  • Nadie respondió, se hizo la luz de repente… como si quisiera ver y no escuchar. Me conformé con la luz de mi sombra.
  • Nadie contestó
  • La luz me asustó
  • ¿Te asusta tu luz? No dependas de la luz de otro… Tú brillas con luz propia.
  • ¿Te asusta tu luz? Siempre se puede más de lo que creemos poder, pero en ocasiones, no creemos en nosotros mismos y vivimos bajo la tenue luz de nuestra propia sombra. Permitimos que nuestro silencio y oscuridad perturben nuestra libertad de vivir con nuestra propia luz y ser un alma libre.
  • ¿Te asusta tu luz? En ocasiones sí, nos empeñamos en buscar el resplandor fuera de nosotros, porque al mirar hacia nuestro interior y encontrarnos llenos de luz, no encontramos el modo de enfocar sus rayos y nos ocasiona una ceguera que nos paraliza.
  • Esa ceguera que nos impide reconocer una visión innovadora y fresca, que nos otorga la capacidad de ver más allá.
  • Recuperarnos de esa ceguera, que nos impidió enfocar nuestra luz para acceder a la imaginación, otorgando fluidez a la creatividad. Es, esa creatividad la que con su luz nos ayuda a visualizar los medios para crear, para trazar unos rasgos con el fin de avanzar y progresar personalmente, familiarmente, profesionalmente…
  • Es, esa luz propia, la que marca un punto de inflexión para mejorar los objetivos existenciales. No es por nada, pero una vida vacía de proyectos, te lleva a vivir a la deriva.
  • Que no te asuste esa luz, tu luz, porque es la que te ayudará a enfocar la realidad que quieres vivir, según tus aptitudes, tus actitudes y sobre todo manteniendo fidelidad a los proyectos del alma.
  • Con frecuencia, esperamos y esperamos encontrar la luz que alumbre el camino y olvidamos que encendiendo el foco de luz de nuestra seguridad iluminamos el camino más conveniente… Es él  el que nos ayuda a vislumbrar con más claridad…
  • «LA VIDA» ese experimento de difícil explicación que con frecuencia se nos escapa de las manos.
  • ¿Te asusta tu luz? ¿Por qué? Si todo esta en ti.
  • Un saludo
  • Gina Murillo

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La melancolía…La espera: la expectativa más cierta